Pascual Fernández Saorín: un ejemplo de superación personal
primero 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

ondacieza cope

Pascual Fernández Saorín: un ejemplo de superación personal

De la mano de su entrenador, Manuel Martínez Díaz, Fernández se forjó como atleta durante su estancia como alumno en la Fundación Los Albares, obteniendo numerosos triunfos y medallas en diferentes ciudades de España y el mundo.
En 1999, la Comunidad Autónoma lo eligió mejor deportista murciano de ese año dentro de su categoría, y un año después hizo lo propio el Ayuntamiento de Cieza. Desde que cayó enfermo hace dos años, sus padres, hermanos y entrenador fueron sus aliados, y su gran fuerza de voluntad le hizo seguir ligado al mundo del deporte incluso en los momentos más dolorosos del tratamiento.
Pascual Fernández Saorín nació en Cieza el 27 de diciembre de 1972, pero a los tres años sufrió un accidente de tráfico que le hizo desarrollar una conducta anormal con una minusvalía psíquica del 77 por ciento. En 1993, ya con veinte años y por medio de un programa de deportes que se puso en marcha en la Fundación Los Albares, conoció por primera vez la actividad físico-deportiva de manos su entrenador, Manuel Martínez Díaz.
Las patologías fueron reduciéndose por la actividad física, hasta el punto de que pudo conseguir un trabajo en una empresa municipal que combinaba con el deporte, participado en veinte campeonatos de España, uno de Europa y otro del Mundo. También fue campeón regional de Atletismo en las modalidades de 800, 1.500 y 5.000 metros desde 1997 hasta 2010, estando además en numerosas pruebas atléticas de carácter local, regional y nacional.
Una de sus últimas apariciones públicas se produjo en la XXV Media Maratón Ciudad de Cieza, cuando fue reconocido por la Hermandad de Santa María Magdalena, la entidad organizadora. Poco después, en el Teatro Capitol y con ocasión del acto de entrega del galardón Cieza Solidaria, organizado por la Concejalía de Bienestar Social del Ayuntamiento de Cieza, el medallista recogió el reconocimiento de manos del entonces alcalde, Antonio Tamayo.
“Con su ejemplo, ha demostrado que es posible superar los obstáculos y las limitaciones de la vida. Gracias a su tesón, ha conseguido importantes logros deportivos y ha participado en numerosas competiciones nacionales e internacionales, siendo un gran embajador de Cieza. Además de los reconocimientos deportivos, ha conseguido ser un ejemplo de superación personal”, ha destacado su preparador físico. Pascual Fernández recibió cristiana sepultura este domingo en el cementerio del Santísimo Cristo del Consuelo.